Depresión post parto y luz solar

Un estudio relaciona los síntomas depresivos en mujeres embarazadas y la depresión post parto con las horas de luz diarias según la estación del año.

La depresión post parto o posparto es una de las complicaciones médicas más comunes de la maternidad, afectando al 10-20 % de las nuevas madres.

Los problemas del estado de ánimo perinatales determinan un impacto en la salud de la madre, pero también son negativas para el bebé, las familias y la sociedad en su conjunto.

Qué es la depresión post parto

La depresión post parto (DPP) es un tipo de depresión que tiene lugar en la madre tras el nacimiento del bebé. Se define como el inicio de un desorden afectivo dentro de los 12 meses tras el alumbramiento.

Factores relacionados con la depresión post parto

Diversos factores biológicos, psicológicos y sociales pueden influir en la aparición y desarrollo de la DPP.

Factores psicológicos de la depresión post parto

  • Historial previo de depresión.
  • Depresión durante el embarazo.
  • Historial de violencia conyugal.

Factores biológicos de la depresión post parto

  • Problemas de sueño.
  • Bajos niveles de vitamina D.
  • Cambios (hormonales) de la melatonina.

Factores sociales de la depresión post parto

  • Estatus socioeconómico bajo.
  • Apoyo social y familiar insuficiente.
  • Edad avanzada de la madre en el embarazo.

Luz solar y depresión

La exposición reducida a luz natural ha sido asociada con diversas consecuencias para la salud en la población general. También con casos de depresión en adultos. Sin embargo, las investigaciones que analizan el efecto de la exposición a la luz sobre los síntomas depresivos durante el embarazo y el periodo posterior al nacimiento han mostrado resultados contradictorios.

Causas de depresión por baja exposición a la luz

La exposición a la luz determina, en parte, los niveles de vitamina D, así como la secreción de melatonina (hormona del sueño). En este sentido, las investigaciones sobre terapia lumínica sugieren que esta puede ser efectiva para adultos que experimentan un desorden afectivo estacional, también conocido como “depresión invernal”.

Tratamiento de la depresión post parto

Las opciones para el tratamiento de este tipo de desórdenes son limitadas. Además de los enfoques psicoterapéuticos, como la terpia cognitivo-conductual, la medicación suele ser esencial en el tratamiento, especialmente para los casos más graves.

En este sentido, las mujeres embarazadas o en época de lactancia están excluidas de los estudios clínicos (al menos en parte). Por ello, las decisiones sobre la medicación para los disturbios del estado de ánimo son complicadas. Deben realizarse extrapolando los datos disponibles de uso en otros momentos de la vida de la mujer, lo que en ocasiones no resulta efectivo.

Desde un punto de vista más preventivo, la exposición a más horas de luz solar se apunta como un factor positivo.

Estudio sobre época del año, luz solar y depresión post parto

El estudio, llevado a cabo por un grupo investigador de California, en Estados Unidos, fue recientemente publicado en la revista Journal of Behavioral Medicine.

El objetivo del estudio fue determinar si la exposición a la luz estacional se asociaba con los síntomas depresivos, después de controlar los factores de riesgo conocidos, como el historial de depresión, la edad de la madre y el estatus socioeconómico.

En este sentido, durante los meses en los que los días son más cortos, la menor exposición a la luz puede influir en los niveles de vitamina D y melatonina, situando a la mujer en un mayor riesgo de depresión.

Resultados del estudio

Los resultados del estudio apoyan la hipótesis de que los síntomas depresivos tras el parto se relacionan con la duración estacional del día en le tercer trimestre.

De este modo, los días que se acortan durante el tercer trimestre y los días que se acortan durante el nacimiento (en otoño) se relacionaron con unos síntomas depresivos más acentuados tras el parto.

Prevención de la depresión post parto

Asegurar la exposición a la luz es importante en mujeres que habitan en latitudes elevadas, donde la exposición a la luz del sol puede estar limitada.

Los profesionales de la salud deberían animar a las mujeres a hacer más ejercicio al aire libre cuando sea posible. Los paseos diarios pueden ser más efectivos en mejorar el estado de ánimo que caminar por un centro comercial o sobre la cinta de un gimnasio.

Debilidades del estudio

Se trata de un estudio observacional en el que participan 279 mujeres embarazadas que esperan su primer hijo. Dada la naturaleza del estudio y el escaso número de participantes los resultados deben ser interpretados con precaución. 

———————————————————–

Sanalalá es una agencia de creación de contenidos de salud

Si necesitas contenidos de salud, cuéntanos los detalles aquí.

Deja un comentario